RSS

La Criatura en la Aldea

14 Dic

Siguiendo las indicaciones de Meiko para volver lo más rápidamente a la aldea, atravesáis el pequeño bosque del cuervo, que ahora mismo no os parece tan pequeño como antes… para entrar directamente por las casas tras la capilla del invierno. Os orientáis rápidamente y tomáis hacia el oeste para ir a la plaza, donde os han dicho que el oni esta arrasando con los campesinos. Quizás por que no os encaja por su comportamiento crepuscular, o por preferir enfrentaros a una amenaza distinta, y más mundana, rezáis a vuestros ancestros para que sea un ogro, o un troll…

…un campesino, o lo que creéis que era un campesino, pasa volando por encima de vuestras cabezas cuando entráis a la plaza dejando la posada a vuestra izquierda. El ruido de madera rota a vuestra espalda, sin gritos de dolor, os hace saber el destino del pobre campesino sin necesidad de mirar. Tampoco es que queráis perder de vista a la mole gris que se alza a varios metros delante vuestra, sujetando todavía la viga que ha debido usar a modo de porra para enviar al campesino al otro lado de la plaza, y de paso al mundo de los espíritus. Para vuestro consuelo, se trata de la tosca figura humanoide de un ogro. Su estúpido rostro enmarca una sonrisa maliciosa cuando os mira, que relacionáis con los fragmentos de armadura de samurai que tiene colocados de forma improvisada sobre lo que no estáis seguros de si es una túnica raída o restos de lona.

Hay al menos seis campesinos muertos y mutilados repartidos por la plaza, cuyas heridas preferís no ver con más detalle. Algunos campesinos heridos, intentan huir o esconderse, mientras gritan de miedo y dolor. Dentro de las casas, tras las puertas y ventanas cerradas adivináis que hay más campesinos, tan asustados como los que todavía no han podido salir de la plaza, o los que suponéis han corrido a avisaros a vosotros y al damyio local. La sangre se reparte irregularmente por el suelo y las paredes de los edificios cercanos, indicando junto a los daños en las casas colindantes, que el ogro no ha necesitado moverse demasiado. Parece que tras haberse divertido a costa de los pobres campesinos, vuestras armaduras son el trofeo que busca. Sois su próximo objetivo…

¿Venderéis caro vuestro pellejo?

 
Comentarios desactivados en La Criatura en la Aldea

Publicado por en 14 de diciembre de 2019 en Desvarios

 

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: